sábado, 27 de marzo de 2010

MACHO CALLAHAN. 1970. Valoración: 6,70



Asesinado violentamente su marido, una mujer emprende la búsqueda del asesino para tomar venganza; sin embargo, al conocerle mejor, poco a poco se irá enamorando de él.




Un western de lo más curioso que he visto en toda mi vida.
Es difícil de clasificar. Es una del oeste, pero muchas más cosas a la vez.
Es melodrama exacerbado, western, thriller, suspense...
De todas formas, aunque el guión es bueno, la realización del mediocre aunque a veces interesante Bernard L. Kowalksy no es sumamente satisfactoria, haciendo que la cinta sea irregular, alternando los buenos con los mediocres momentos.
Pero merece la pena por cuanto es innegable que se aparta del camino trillado en este estupendo género, los estimables intérpretes se esfuerzan en sus algo exagerados personajes (excelente una vez más el siempre soberbio Lee J. Cobb) y el aspecto técnico es bueno en cuestiones como la bella fotografía a cargo de Gerry Fisher, y los bonitos pero secos y duros paisajes de Durango (México) (no en vano se trata de una co-producción entre USA y México).
Muy violenta a veces, otras raramente lírica, sorprende al espectador por cuanto no es previsible. Otra cosa es que se considere un buen film. Honestamente no creo que lo sea en líneas generales, no estando bien considerado por la crítica...



2 comentarios:

Quimerico Inquilino dijo...

Ummm... Parece interesante, sí. A ver si puedo hacerme con ella, ya que me gustan este tipo de western singulares. Y el reparto es de campanillas.

Víctor Bilbao dijo...

Hola, amigo Quimérico,

Pues sí, creo que, al menos merece la pena por lo curiosa que es.
Ahora bien, en cuanto a calidad cinematográfica ya digo que a los críticos no les hizo demasiada gracia en líneas generales.

Un cordial saludo.

Víctor