domingo, 25 de mayo de 2008

EL FORASTERO (The Westerner). 1940

Disputas en la posesión de territorios, donde el famoso Juez Roy Bean, colgaba a hombres después de simulacros de juicios.
Enamorado de una actriz de teatro y variedades a la que no ha visto nunca, la famosa Lily Dantry, conocerá a un forastero que querrá acabar con sus despiadados métodos.


"- ¿De dónde viene, forastero?
- De ningún sitio en particular.
- ¿Y a dónde se dirige?
- A ningún sitio en particular. Todos los sitios son buenos para pasar de largo
."

Muy buena película de William Wyler, entretenidísima en todo momento y toda una lección magistral de cine.
Excelentemente dirigida, muy bien interpretada, sobre todo por Walter Brennan, ganador del Oscar al mejor actor secundario por este papel, la cinta se degusta a cada fotograma.


Inteligentísimos y muy divertidos diálogos, sobre todo entre los dos protagonistas, un afán de aunar historia con leyenda (ambos personajes: el muy particular juez Roy Bean y la famosa cantante Lily Dantry existieron realmente), y un sentido de la espectacularidad en las escenas de acción, hacen de "El forastero" un pasatiempo inolvidable, una gozada para los sentidos, con uno de los finales más sublimes y emotivos de la historia del cine.
Soberbia de principio a fin es sin duda alguna una pequeña obra maestra a la que el tiempo le otorga a cada día más valor.
Un clásico en toda regla.
En el año 1972, el famoso y excelente director John Huston, realizó una especie de remake de esta cinta, con el título "El juez de la horca", con Paul Newman como el inefable Juez Roy Bean, esta vez personaje protagonista de la historia.
Este film no estuvo nada mal y supone un soplo de aire fresco al western de los setenta, pero queda bastante por debajo del de Wyler.



Leer critica El forastero (The Westerner) en Muchocine.net

2 comentarios:

Quimerico Inquilino dijo...

Grandísimo western, grandísimo Brenan y grandísimo William Wyler, de siempre uno de mis directores favoritos.
Un saludo!

Víctor Bilbao dijo...

Hola, amigo,

Como siempre, acertado en todo.

Víctor