sábado, 26 de julio de 2008

HORDA MALDITA, LA (Thundering Herd, the) (Buffalo Stampede) (La estampida de búfalos). 1933


En la época de la caza de búfalos por parte de los hombres blancos, para conseguir sus preciadas y caras pieles, se producen ataques de un grupo de malhechores, que vestidos de pieles rojas, se dedican a atacar carromatos con pieles.
La bonita hijastra del jefe está a punto de casarse con un buen hombre, un cazador de búfalos honrado.
Sin embargo, el padrastro de la muchacha está muy interesado por ella y no duda en raptarla y llevársela consigo lejos del novio.
Este le sigue y es tiroteado, siendo herido.


Peliculilla del oeste, pequeñito western, tanto en ambición como en metraje (apenas una hora de duración), que compone uno de los ochos films que Henry Hathaway rodó para la Paramount, basados en novelas de Zane Grey (muy leído por mí siendo chaval), y casi siempre con protagonismo del quizás más característico intérprete del far west cinematográfico: Randolph Scott.
Como no he visto las otra siete películas (al menos eso creo) no puedo decir si esta es de las mejores, pero supongo que sí dado que fue una de las últimas y, digo yo, la técnica de Hathawy ya había mejorado para entonces.
Es simpática, no molesta, se pasa el rato, pero apenas hay dos o tres momentos buenos, siendo el resto pura filfa argumental, pareciendo al final que ha durado más de la hora indicada, por lo que se hace larga.
Lo mejor son sus intérpretes, con Scott a la cabeza, con bigotillo y todo, muy joven, claro está, pero acompañado por el gran Harry Carey e intérpretes estimables como Monte Blue, Barton Mclane, Noah Beery, y el ex-Tarzán, Buster Crabbe (no, este no era un buen actor).


Las mejores escenas son las del tiroteo al protagonista y posterior paliza por parte del padrastro, con el caballo arrastrando a su dueño, las bellas escenas de las manadas de búfalos en estampida, y sobre todo un momento estupendo, donde sí podemos comprobar que Hathaway llegaría lejos y sería uno de los mejores de su generación: cuando los indios intentan cazar unos pocos búfalos para dar de comer a su tribu y no lo logran a causa del hombre blanco (aunque no intencionadamente).
Solo con dos escenas a plano fijo se demuestra la situación del piel roja con respecto a su hasta entonces sustento natural: la carne de búfalo. Un plano con un grupo de indios a caballo con cara de circunstancias al ver que los búfalos ya se han escapado, y otra, impactante, con el rostro de dos o tres mujeres indias, una de ellas con un niño a la espalda, con una cara de decepción y hambre, bien definitoria, repito, de la verdad en la que se sustentó una importante parte de la historia de Los Estados Unidos.


Un film muy menor, que no puedo definir de bueno, pero que está bien para estudiosos y fans del western. Como es mi caso. Aunque debo confesar una cosa (vergüenza me da, no creáis), y es que yo la he visto porque la compré con el falso y taimado título "La horda maldita" (que me ahorquen si sé porqué tiene este título), cuando la verdad es que se titula "La estampida de búfalos". ¡Anda que no hay diferencia!.
¡Ah, por cierto, arriesgadísimas escenas por parte de los dobles en las escenas del carromato y diligencia!


Leer critica La horda maldita HORDA MALDITA, LA (Thundering Herd, the) (Buffalo Stampede) (La estampida de búfalos) en Muchocine.net

6 comentarios:

Quimerico Inquilino dijo...

No conocía esta película, aunque atendiendo a tu reseña, no va a ser una de mis prioridades por el momento.
Esta semana, la revistra Tiempo regala "El Ángel y el Pistolero". Supongo que me haré con ella ya que es de las que me faltan por ver de John Wayne. Si la has visto, no estaría mal un artículito para conocer tu opinión (dejo caer la sugerencia, jejeej...)
Un saludo!

Víctor Bilbao dijo...

Hola amigo Quimérico,

Pues sí, la he visto, la del ángel y el pistolero, digo, pero si pongo ahora lo que pienso de ella, no podré hacerlo cuando le llegue su hora (tengo en mi base de datos personal que es del año 47, así que le falta tiempo).
Pero sí te diré que le puse una calificación personal, es decir, completamente subjetiva de 6,50 sobre 10.
Y yo, cuando digo que es de 6,60 quiero decir que es entretenida, está bien pero no llega al notable.

Mas datos cuando llegue al año 1947, que todavía me queda tiempo.

Un abrazo, amigo.

Victor

Víctor Bilbao dijo...

Hola de nuevo,

Me he confundido antes, he querido decir, que el 6,50 es la nota de entretenida, pero no llega a notable.
Es decir, que me gustó la peli y creo que merece la pena, sobre todo si te gusta ver a J. Wayne en un papel algo distinto a lo normal.

Un cordial saludo de

Víctor

Quimerico Inquilino dijo...

Ok, gracias por tu opinión. No me había percatado que ibas en orden cronológico. COmo alternas pelis modernas con otras más clásicas... Por otro lado, creo que John Wayne es de esos actores que mejoran una película con su sola presencia, sobre todo si es un western. La veremos pues y esperaré pacientemente tu reseña, jejeje...
Un abrazo.

Víctor Bilbao dijo...

Un abrazo, amigo Quimérico,

Y sí, más o menos, no siempre, sigo un orden cronológico, y también ur orden alfabético.
Pero, claro, si me he olvidado de alguna, o si veo una que es de un año anterior al que pertenecen las últimas, pues la incluyo.
Más que nada lo hago para no repetirme. Ahora no hay peligro, pues hay pocas, pero cuando lleve una temporada en esto...

Un abrazo de tu amigo

Víctor

filomeno2006 dijo...

Monte Blue mostró interés por aprender la gloriosa lengua de Cervantes.