miércoles, 29 de octubre de 2008

CACTUS JACK (Villain, The). 1979. Calificación media de los bloggeros: 5

Un fuera de la ley patosísimo y fantasma, pero taimado, es seguido por un sheriff tan fuerte como un toro, pero más bien corto.
Una bellísima mujer pretende cazar a este hombre, pero él no se entera de nada.

Una chorrada (con perdón) como una casa de grande.
Está realizada como si fuesen dibujos animados al estilo del Correcaminos, es decir: gags de estilo puramente visual, con golpazos contra paredes o cualquier superficie dura y/o caídas para espachurrar a cualquiera, y que por mucho daño que se hagan no mueren ni a tiros, aunque se queden hechos trizas.
Pretende hacer reir, y es cierto que al comienzo, viendo a actorazos serios como al gran Kirk Douglas, hace gracia, pero al cabo de un cuarto de hora, ya empieza a cansar, no en vano te das cuenta de que es una bobada al fin y al cabo (bueno, hablo por mí).
Está dirigida por Hal Needham, no olvidemos realizador de éxitos como "Los locos de Cannoball", también con un humor que en Los Estados Unidos está bendecido por el público, pero que aquí, por estos lares, se nos indigesta un poco, en ocasiones.


La peli, tiene un reparto, eso sí, competente, con Douglas a la cabeza, acompañado por un incipiente Arnold Schwarzenegger, que en efecto no hace mal su papel de tío cachas pero más corto que la pilila de un virus, y que por ello desquicia a la buena (buenísima diría yo) de Ann Margret, aquí todavía preciosa. Y junto a ellos gente tan competente y habitual de los buenos y serios westerns (no como este, en efecto), Jack Elam y Strother Martin (aunque sí, Elam ha hizo el bobo en algunos westerns de, por ejemplo, Burt Kennedy).
La verdad es que, en mi opinión, no merece mucho la pena, aunque para fans de Arnold, por ejemplo, que no la hayan visto todavía...




Leer critica Cactus jack en Muchocine.net

1 comentario:

Dirty Clothes producciones dijo...

La familia Rufianes se siente más rastrera que cuando el Gobierno ocultó la crisis, pero se ve obligada a mendigar tu voto no por ganar el concurso, si no al menos para poder estar entre los tres finalistas y que el jurado valore su humor gráfico en vista a en un futuro poder salir en su periódico. Son así de vanidosos…
Si te gusta el blog y les votas, te darán las gracias. Si no, que ya sabemos que estas hasta lo cojon… de los spam, critícalos e insúltalos que eso les pone mucho. Y es que los trapos sucios se lavan en casa , o lo que es lo mismo, dirty clothes clean at home 